Pollos y gallinas

¿Cómo se gestiona un gallinero de jardín? Pequeños consejos

Por administrar correctamente un gallinero es importante salvaguardar el bienestar de los animales comenzando por las estructuras en las que se alojan. Los gallineros pueden tener todas las formas y tamaños, por lo que es importante elegir el adecuado y saber cómo organizarlo. Descúbrelo con nosotros como manejar un gallinero de jardín!

gótica de pollyGestión de un gallinero de jardín: características a respetar

Il gallinero es el hogar de las gallinas, especialmente de las gallinas ponedoras, donde se retiran a dormir por la noche después de escarbar todo el día al aire libre y donde, si se ha preparado el nido adecuado, irán a depositar su preciado regalo, que luego podremos utilizar para crear muchas recetas nutritivas y sabrosas con huevo.

Las dimensiones del lugar elegido deben respetar las necesidades de estos animales: se necesita alrededor de 1/3 de metro cuadrado por pollo en un espacio cerrado y alrededor de medio metro cuadrado por pollo al aire libre.

Un gallinero de jardín requiere un aislamiento adecuado en todas las estaciones del año, para proteger a las gallinas de los cambios bruscos provocados por el calor y el frío. Además, también es importante asegurar la correcta exposición al sol, que es una característica fundamental para obtener huevos excelentes.

el suelo de la gallinero debe estar seco, un buen consejo es echar heno o paja en el suelo junto con aserrín. Las paredes deben ser desinfectadas para evitar la acumulación de bacterias que puedan enfermar a nuestras mascotas. Por eso es importante vacunar a todos los animales nacidos en la granja.

Por último, es bueno asegurarse de que el gallinero de jardín es a prueba de depredadores, en este caso recomendamos puertas con bloqueo automático que, una vez cerradas, ¡no permitirán la entrada de ningún animal peligroso!

pollyLas ventajas de saber gestionar un gallinero de jardín

La manejo de un gallinero de jardín proporciona importantes beneficios. En primer lugar, el ahorro económico está garantizado por una producción diaria y constante de huevos siempre frescos. De hecho, la frescura de un producto natural, sin agentes químicos, ¡es excelente para nuestra salud!

Por otra parte, administrar un gallinero de jardín contribuye a la reducción de la explotación masiva para la producción de huevos y carne. ¡Así salvaguardamos la salud de estos fantásticos animales!

Entonces, las gallinas nos dan la oportunidad de abonar de forma natural la tierra por la que deambulan a diario, que estará siempre perfecta sin tener que cuidarla continuamente.

Gestionar un gallinero de jardín también trae una ventaja ecológica porque, además de la calidad de los alimentos altamente orgánicos producidos, i pollos resultan ser un excelente remedio para el manejo de la disposición natural de los desechos orgánicos. Dado que una gallina puede comer alrededor de 20 kilos de desechos orgánicos al año, ¡podríamos tirar naturalmente los restos de la casa!

Sin embargo, también hay una ventaja psicológica: según estudios recientes se ha encontrado que yo pollos son animales extraordinarios para librar con éxito la lucha contra el estrés. El placer y la satisfacción obtenidos en la cría constante tienen una fuerte influencia en el estado de ánimo y, en consecuencia, el cuerpo responde con una mayor producción de serotonina, un neurotransmisor con un efecto decididamente relajante y antidepresivo. ¿Sabía usted que? Lee otros artículos de nuestro blog para conocer más datos curiosos.