Pollos y gallinas

Crea un nido para tus pollos, así es como hacerlo cómodo

Al comprar gallinas ponedoras la intención es bastante evidente: disfrutar de buenos huevos de kilómetro cero. De hecho, cuidar especialmente la salud de estos animales, hacerlos vivir al aire libre, corretear por el jardín y regularse en los ritmos diarios y estacionales de la naturaleza, aporta una ganancia considerable en cuanto a la calidad de los huevos producidos. Sin embargo, es imperativo prestar atención a la tipo de nido en el que las gallinas irán a poner sus huevos.

El mejor nido para los mejores huevos: cómo hacerlo

Si no tienen un nido adecuado, las gallinas distribuirán sus preciados huevos en el jardín, dificultando bastante la recolección. Es de interés del propietario crear nidos excelentes y educar a sus gallinas para que se pongan dentro de ellos, minimizando la posibilidad de que se pierdan o se los coman y echen a perder otros depredadores. Al principio, tal vez cuando todavía no tienes el nidos de gallinero, es posible construir pequeñas literas improvisadas, utilizando cajas de cartón, contenedores de mimbre o incluso estructuras de madera. Lo importante es que estén intactos, sin clavos que sobresalgan ni astillas, que puedan herir a los animales y dañar los huevos.

Otro factor importante a considerar es el tamaño del nido, que debe adaptarse a los del animal. Generalmente, para un ejemplar de tamaño mediano, es suficiente un recipiente de 30 x 30 x 30 cm, lleno de material blando para mantener los huevos en el calor adecuado y garantizar a las gallinas un eclosión cómoda. De hecho, si falta el elemento de comodidad, el animal dejará el nido para acostarse en otro lugar. Por esta razón no se recomienda utilizar construcciones improvisadas durante mucho tiempo, prefiriendo en cambio equiparse lo antes posible con nidos estructurados y cómodos, que impiden la fuga de las gallinas.

gallineroUn nido cómodo es garantía de huevos sanos.

Para asegurarse de la nidos efectivos, que favorecen la crianza de las gallinas y proteger los huevos de los peligros, es deseable construir estructuras que imiten las de los mejores gallineros domésticos En circulación. Por tanto, se favorecerán las construcciones espaciosas, para poder colocar los nidos lejos de las perchas, en un compartimento aislado y silencioso. De hecho, un requisito fundamental para una buena eclosión es la tranquilidad: la gallina no debe ser molestada, sino que debe estar en un lugar apartado, tranquilo y sin humedad. De hecho, es necesario evitar crear un microclima que favorezca el enfriamiento de los animales que, teniendo que pasar mucho tiempo quietos y en condiciones de poca luz, serían más propensos a sufrir el frío. Esto afectaría negativamente al bienestar de la gallina, así como en la calidad de los huevos para incubar.

Por lo tanto, los nidos deben mantenerse limpios y secos, teniendo cuidado la higiene de todo el gallinero. Por este motivo, un material como la madera podría resultar inadecuado, ya que es fácilmente perecedero y propenso a la absorción de líquidos y humedad. Construye un nido cómodo no es cosa fácil, sobre todo porque la sensación de comodidad debe mantenerse en el tiempo, interviniendo con una serie de precauciones que a la larga pueden resultar pesadas o insostenibles para quien no sea un criador experto. Para esto definitivamente es recomendable comprar un gallinero profesional para gallinas ponedoras, elaborado con los mejores materiales hipoalergénicos y estructurado para mantener los nidos en las mejores condiciones.

Deja un comentario

Il tuo correo electrónico indirizzo no sarà publicado el.